Nuevo sistema de lengüetas:
Pasa el mouse sobre cada lengüeta para ver el contenido.
A tu derecha el icono de "Herramientas" te permitirá cambiar su comportamiento para que se adapte a lo que tu necesites
x

Activar lengüetas



 
Fútbol Nacional

Peñarol querido

Facilitados, los aurinegros jugaron como su gente deseaba

  • Calificación

             

  •  
    32
           

JORGE SAVIA

Ante un rival débil un equipo presumiblemente superior puede jugar bárbaro, bien, regular o mal; cualquiera el resultado.

Pues bien, Peñarol -que por la tranquilidad de su interna, y muy especialmente de su hinchada- precisaba ganarle a Central Español, que ayer (al igual que contra Nacional, ¡eh!) probó, a su vez, que no es el último del Torneo Apertura en vano, no sólo consiguió el objetivo, que era impostergable: ganó, como necesitaba, y además jugó bien; sobre todo, tuvo volumen de juego atacante, como se vio en unas cuantas llegadas del elenco aurinegro, como esa en la que sus jugadores tocaron once veces la pelota antes de que Olivera metiera el primer gol con soberbio cabezazo.

Además, Da Silva movió bien las fichas de entrada, como lo documenta que antes de ese tanto, Olivera ya había reventado un pelotazo en el travesaño.

Es decir, defendiendo con línea de tres frente a un rival que pone igual número de atacantes, Central Español frente a Nacional se había "suicidado", pero como Peñarol juega con Olivera y Zalayeta en punta, en esta ocasión la estrategia no parecía desacertada.

Sin embargo, mientras Olivera y Zalayeta siguieron retrasándose a tres cuartos de cancha, lo que en otras ocasiones dio lugar a apuntar que era porque la pelota no les llegaba, el "Polilla" ayer mandó a Estoyanoff y Zambrana que se adelantaran por afuera, abriendo la cancha casi como dos punteros de antes; y desde allí dinamitaron con centros y pases cruzados al fondo palermitano.

Así, pues, contando con el desequilibrio que sus compañeros de ofensiva -sobre todo Zambrana- provocaban por los costados, Olivera y Zalayeta gravitaron en la medida esperada.

Es más, en la jugada del tercer gol -un contragolpe perfecto- la definición de Zalayeta fue una obra de arte, con lo cual Peñarol demostró que si lo dejan, aunque en esas circunstancias también se puede jugar bien, regular o mal, es capaz de jugar bárbaro.

Eso sí, ante un rival como Central, que atacó tibiamente, se puede defender bien, regular o mal; y aunque el fondo aurinegro fue sólido, en el medio Novick quedó muchas veces muy solo para cubrir grandes espacios.

La cifra

11

veces tocaron la pelota los jugadores de Peñarol antes que Olivera metiera el primer gol.

LAS ESTRELLAS

J. Zambrana

Desbordó, maniobró, metió centros y pases de gol, y le hicieron un penal.

Ovación

 
 
 

Descargar Archivo Audio MP3

Haz clic en las fotos para ver en tamaño completo

Te recomendamos las siguentes noticias

Otras noticias de Fútbol Nacional

 Comentar la noticia Escribe tu comentario
 
Escribe tu comentario
invitado
 
Maximo caractéres: 600 ( restan:
600
)

{:arrow} {:biggrin} {:confused} {:cool} {cry} {:eek} {:evil} {:exclaim} {:idea} {:mad} {:mrgreen} {:neutral} {:question} {:razz} {:redface} {:rolleyes} {:sad} {:smile} {:surprised} {:twisted} {:wink}
Ingrese el codigo siguiente:
Procesando.. Procesando..
Comentarios: 32
 
 

Otras noticias de Fútbol Nacional

 
 
 
Ir al inicio