Montevideo:  soleado l Temp: 24ºC Ampliar pronóstico
Inicio   l    Edición Impresa   l   Ediciones anteriores   l   Mi registro   l   Contacto
Viernes 09.01.2009, 04:40 hs l Montevideo, Uruguay
Información Multideportivo Especiales Multimedia Participación Opinion El País Digital Shopping Clasificados
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 3 votos
Comentarios: 6  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
Fútbol Nacional

García no jugó porque le faltó profesionalismo

La historia secreta de por qué el argentino no jugó ni un minuto

DANIEL ROSA

Cada vez que finalizaba una práctica en Los Céspedes y Gerardo Pelusso era consultado acerca de Walter García la respuesta prácticamente era invariable. "Está bien. Le falta ritmo, pero es un jugador con muy buen pie, fuerte y seguro para salir jugando. En cualquier momento va a tener su oportunidad", decía. Empero, todo el mundo se quedó con las ganas de verlo en acción.

El zaguero, que llegó desde Argentina con unas credenciales muy importantes, no llegó a jugar siquiera un minuto en el primer equipo de Nacional y por ello se decidió rescindirle el contrato, el cual duraba hasta junio. Siempre quedó flotando en el ambiente la misma pregunta: ¿qué pasa con García? La conclusión luego de verlo en las prácticas -en las que no lucía pero sí mostraba nivel como para haber jugado algún encuentro, sobre todo teniendo en consideración el pobre nivel de Pablo Melo en algunos encuentros- era que algo raro había. Desde Nacional siempre se negó, pero…

La historia. Lo primero a decir es que cuando García arribó a Montevideo lo hizo con un considerable sobrepeso. Tenía seis kilos de más, razón por la cual fue sometido a un entrenamiento especial. Durante las tres primeras fechas no estuvo a la orden, pero una vez que había bajado cuatro kilos y medio estuvo ya a disposición de Pelusso.

De allí en más se dieron una serie de situaciones que jugaron en contra del zaguero. Faltó un par de veces a los entrenamientos por haber viajado a Argentina por razones que no quedaron muy claras. "Daba la sensación de que sólo cumplía con el contrato, pero no tenía ganas de jugar y menos de entrenar", contó una voz cercana a Pelusso.

Mala liga. Hubo también un poco de mala suerte por parte del argentino. Cuando aparecieron algunos problemas de funcionamientos en Nacional, Pelusso evaluó colocar la línea de tres en el fondo que nunca pudo implementar con éxito. Y allí apareció García como candidato a jugar. Sin embargo, en los primeros días de la semana se presentó a entrenar aduciendo un dolor muscular. Ergo: no jugó.

En el partido ante Danubio (0-1), jugado en Jardines, fue expulsado Adrián Romero y salió con esguince de rodilla Victorino. Era su gran oportunidad. Jugaba seguro la semana siguiente frente a Cerro el sábado siguiente. Pero por los incidentes se paró el fútbol y como la actividad retornó con el juego atrasado ante Villa Española, a pesar de que Victorino seguía sentido e incluso no podía actuar porque para el momento en que se debería haber disputado el encuentro (segunda fecha) no estaba habilitado, el argentino tampoco pudo estar a la orden porque reglamentariamente presentaba el mismo status que el titular. Recuperado Victorino y habilitado Romero, ya no volvió a tener chances.

Desde la interna de Nacional aseguran que su profesionalismo dejó mucho que desear y esa fue, más que nada, la verdadera razón de su falta de oportunidades. Uruguay se quedó con las ganas de saber qué tan buen jugador es.

Pelusso. Se culpa de los kilos de más

Gerardo Pelusso asumió su parte de culpa por lo ocurrido con García. "no se perdona haberle errado a la elección. Él siempre se toma mucho tiempo antes de darle el visto bueno a un jugador y también lo hizo con García. Lo que pasó fue que le gustó en los videos que vio, pero lo que nunca supo era que estaba tan pasado en kilos. Ese es el error que asume", comentó una fuente muy cercana a él.

Dirigencia. Fue un error no ponerlo

Desde la interna de Nacional se acepta que "fue un error" no haber hecho jugar ni siquiera un minuto al zaguero argentino y, obviamente, se lo cargan a Pelusso. Se entiende que debería haber tenido un poco más de cintura, sobre todo porque durante cinco meses se pagó un sueldo cercano a los US$ 15.000. Será un antecedente que pesará en algún momento que se discuta su continuidad.

Críticas. Muy duras al técnico tricolor

En términos muy duros se refirió Marcelo Lombilla, representante de Walter García, sobre Gerardo Pelusso. Cuentan que lanzó epítetos fuertísimos en contra del entrenador de Nacional cuando se reunió con la comisión de contratos de la institución para concretar la rescisión del vínculo del futbolista. El hombre se jactó de charlar con "técnicos de verdad, como Juande Ramos", de Real Madrid.

Ovación digital

 ¿Encontraste algún error? Comentar esta noticia« volver  
Compartir:
No salgas a la calle sin saber de qué se habla...
ASISTENCIA AL USUARIO 903 1986
CLASIFICADOS 400 2141 - 131 | SHOPPING EL PAIS 903 1986
REDACCION IMPRESA 902 0115 | REDACCION DIGITAL 902 0115 int 440 | PUBLICIDAD IMPRESA 902 3061 | PUBLICIDAD DIGITAL 900 2338
Zelmar Michelini 1287, piso 4, CP.11100, Montevideo, Uruguay | Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2008